SILVEMA SE SOLIDARIZA CON LA DECISIÓN DE PACO CASERO DE INICIAR UNA HUELGA DE HAMBRE, COINCIDIENDO CON SU VISITA A NUESTRA COMARCA

paco_caseroLas propuestas y las luchas de Paco Casero son las de los ecologistas serranos: la transparencia y la participación, contra la corrupción, por la agricultura y la ganadería ecológica, el valor añadido y el empleo. Dignidad, Honestidad y Rebeldía

La asociación Silvema Serranía de Ronda – Ecologistas en Acción apoya y comparte la decisión valiente y testimonial de Paco Casero,histórico defensor del medio ambiente andaluz, impulsor infatigable de la agricultura y ganadería ecológica en nuestra Comunidad y persona luchadora y comprometida.

Compartimos su frustración porque en los nuevos tratados sobre Política Agraria Común (PAC), nuestros representantes no hayan defendido la necesidad de implantar criterios ecológicos y conservacionistas en la agricultura y ganadería, y no hayan sido capaces de defender ideas tan incuestionables como las que explica Paco: La producción ecológica es clave para el aumento de la producción de bienes públicos medioambientales, reducir la presión sobre recursos materiales como suelo, agua y biodiversidad, así como la mitigación y adaptación al cambio climático. Se ha demostrado que da respuestas a los retos económicos, tiene mayor capacidad de generación de puestos de trabajo. Es, en definitiva, un motor de cohesión de los territorios y de revitalización de las zonas rurales.

Compartimos sus ideas sobre la necesidad de dignificar la vida de los agricultores y ganaderos, y de que vivir en y del campo no suponga un hándicap de bienestar y de cultura.

Paco inició su andadura política como jornalero y ahí fue digno, honesto y rebelde fundando el Sindicato de Obreros del Campo (SOC); más tarde se interesó por la ecología e incluso fue un claro activista en Ecologistas en Acción de Cádiz, de donde nunca se ha ido. Con este doble bagaje encontró la síntesis que necesitaba en la propuesta e impulso de la agricultura y ganadería ecológica en Andalucía. Aquí le hemos visto épocas de entusiasmo e incluso euforia, pero en estos momentos de crisis económica, con una clase política sin idea de progreso, sumisa a los poderes económicos, de dominio absoluto de la ideología neoliberal, donde todo lo ha de decidir el mercado y donde nada tiene que ver la solidaridad y los valores, Paco quiere dar un golpe sobre la mesa; nos quiere decir que así no vamos bien y que necesitamos ser ciudadanos y defender lo que creemos, y por eso se ha puesto en huelga de hambre, porque quiere que todos seamos dignos, que vivamos con bienestar, que seamos honestos, o consecuentes con nuestras ideas, y que seamos rebeldes, sin resignación y con respuestas.

Esperamos que el testimonio de Paco Casero sea útil y un ejemplo para todos los andaluces.